La transparencia de los precios está en peligro

Por años, los agentes y sitios Web de viajes han permitido a los viajeros de negocios y placer comparar al cotizar con cientos de líneas aéreas mediante una sola llamada o mediante solo un clic. Este es un sistema valioso que ayuda a los viajeros a construir su itinerario a precios competitivos.

No obstante, los servicios incluidos anteriormente en el precio de un pasaje aéreo – tales como el equipaje documentado, las comidas y las opciones de asientos – han sido “desagrupados” en varias líneas aéreas. La mayoría de la información respecto a estos cargos está oculta detrás de los sistemas propios de las líneas aéreas, impidiendo que los clientes comparen el precio total de un boleto. Esto hace que la comparación al cotizar sea prácticamente imposible.

Existe una manera sencilla de arreglar este problema: las líneas aéreas deberían colocar la información referente a sus tarifas y cargos en todos los canales de distribución en los cuales deseen participar, ya sea a través de las agencias de viajes; los sitios Web de viajes como Expedia, Orbitz o Travelocity; o los sitios Web de las propias líneas aéreas.

El Departamento de Transporte de los E.E.U.U. está considerando nuevas protecciones a los viajeros que requerirían a las líneas aéreas el compartir esta información. Grupos de consumidores, asociaciones que representan a los viajeros de negocios, agentes de viajes e incluso algunas líneas aéreas han apoyado este paso hacia una mayor transparencia.

Es simple: cuando los consumidores pueden comparar en concordancia entre cientos de líneas aéreas, la competencia aumenta y todos ganan.